Páginas

THERE'S A MYSTERY THAT NEVER GOES OUT

Me resulta realmente difícil escribir sobre él, porque mis emociones y sentimientos hacia él son tantos, que no sé cómo expresarlos.

Gran parte de vosotros debéis, sino deberíais, conocerle, hablo de Morrissey. Quien en los 80 formó parte del grupo The Smiths, los entendidos dicen sobre ellos que fue la banda que inició el indie, y quien a sus más de 50 años sigue dando vueltas alrededor del mundo en solitario, aunque luchando contra algún que otro problema de salud.



Cada vez que me pongo enfrente de un reportaje o libro sobre él o sobre The Smiths, salgo más encantada. Morrissey tenía tantas cosas que le hacían especial, incluso esas tendencias suicidas, hacen de él una persona adorable a la par que mística y extraña. Empapelaría mi habitación y mis carpetas con fotos de él y con sus letras, pero mi edad tardía ya no me lo permite, probablemente los escuché demasiado tarde.

Me entristece muchísimo leer sobre posibles reuniones del grupo pero que finalmente califican como imposibles. Miles de veces he soñado con "ojalá hubiese nacido antes" "ojalá hubiese visto a The Smiths en algún club de Londres en los 80", pero siempre llego tarde. Seguro que muchos pensáis lo mismo sobre algún grupo de aquellos años, o incluso anteriores, cuando la música era diferente a la de ahora, cuando la música se vivía de otra manera.

This Charming Man, una de mis 
canciones favoritas del grupo


Steven Patrick Morrissey, más conocido como Morrissey o Mozz, nacía el 22 de mayo de 1959 en el Park Hospital en Manchester. Los padres de Morrissey de orígen irlandés, emigraron a Inglaterra poco antes de que él naciera. Se crió en Hulme junto a su hermana Jackie, mayor que él. Siempre fue el niño de mamá, a diferencia de su padre ella tuvo gran presencia e importancia en su vida. 

Conocidos por todos son los artistas que inspiraron a Morrissey desde joven, como Oscar Wilde, James Dean o The New York Dolls.  Sobre quienes escribía en su tiempo libre. 

James Dean

New York Dolls

Oscar Wilde

Escribir era una de sus grandes pasiones, además de escribir y fantasear sobre estos tres mitos, también escribía críticas de música, y las enviaba a diarios o revistas, y en alguna ocasión éstas fueron publicadas. Él siempre dijo que si no se hubiese dedicado a la música hubiera sido periodista musical (he aquí mi referente en la vida profesional). Y es que son evidentes estas habilidades narrativas y poéticas, tanto en las letras de sus canciones, como en su autobiografía, en la que el léxico y la gramática en ocasiones es extremadamente complicada de entender. Además actualmente está escribiendo una novela, ya que declara que su autobiografía ha tenido más éxito que ninguno de sus discos, y porque actualmente la industria musical forma parte de las grandes compañías, aunque con todo y con eso, está preparando un álbum que titulará "Istanbul". 

Bien sabido es que Morrissey, no fue una persona muy sociable durante su adolescencia, y que incluso sufrió depresión y pensó en el suicidio en muchas ocasiones, en especial los años antes de formar la banda, en la que se escribía con un Penpal, y a quien confesaba cómo odiaba la vida, y que quería dejar este mundo. Pero afortunadamente Johnny Marr apareció en su vida. La leyenda cuenta que en mayo de 1982 Marr dejó en la ventana de la casa del cantante, en el número 384 de Kings Road, una mancha de chocolate que salió disparada por su nariz. Un acto realmente desagradable, pero no tanto para un adolescente de 18 años que era un genio a la guitarra, entusiasta y rebelde. La conexión entre los dos fue mutua e instantánea, tal y como ellos declaran: los dos se necesitaban el uno al otro en ese momento. 



Anteriormente Morrissey ya había formado parte de otra banda, The Nosebleeds, pero hasta que no se encontró con Marr, su carrera en la música no despegó. El 4 de octubre de 1982 debutaron con su primer concierto en el Ritz de Manchester, pero no fue hasta el 25 de enero de 1983, cuando el grupo ya estaba formado por todos los componentes que integraron la banda hasta su separación en 1987. 

La banda duró muy poco tiempo, pero en esos casi 5 años tuvieron tiempo de triunfar por todo el mundo, y publicar 4 discos, y todo eso, gracias a las letras de Morrissey y la melodia de Marr. Sus letras irónicas, críticas, y profundas sobre el amor atípico, la soledad, la clase media y las diferencias de género, conquistaron a miles de personas por todo el mundo.

Grandes controversias han habido durante la carrera del cantante, desde los ataques a Margaret Thatcher, su polémico celibato, su misteriosa sexualidad, y su campaña pro animal y vegetariana.

Tras la separación del grupo, en 1988 Morrissey publicó su primer disco en solitario titulado "Viva Hate", este álbum contenía la canción "Margaret on the Guillotine", canción dedicada a la ex primera ministra británica, a quien él siempre atacó por su política neoliberalista de carácter conservador. En esta canción Morrissey deseaba la muerte de la dama de hierro por romper los sueños de las personas, por dejar de lado a la gente sin posibilidades y apoyar a la gente con dinero. La polémica contra Margaret Thatcher salió de nuevo a la luz tras la muerte de ésta el 8 de abril de 2013, a quien dedicó una carta, y a quien criticaba de nuevo por todo lo que hizo durante su liderazgo. 

La portada de su primer álbum en solitario


Durante los años de The Smiths, Steven destacó por su misterio con la sexualidad y el celibato que sorprendía a los fans alrededor del mundo. El argumento al que se agarró durante muchos años fue el de Oscar Wilde "Celibacy is the only sexual perversion", y que a día de hoy no ha desmentido, aunque en su autobiografía nos desvele que durante dos años mantuvo una relación con un hombre, Jake Owen Walkers. 

Y durante su carrera Morrissey también ha sido muy crítico con el maltrato animal, y desde hace años se declara vegetariano. En 1984 se publicaba "Meat is murder", uno de los discos más eclécticos del grupo, en éste había una canción con el mismo título en la que criticaba el consumo de carne animal y denominaba como asesinato, comparándolo con un homicidio. 


Morrissey frente a la portada del álbum publicado en 1984

Todas estas cosas son las que le han hecho triunfar y convertir en una de las figuras más influyentes en la música, y creo que personalmente también tiene mucho que aportar.

Me quedo con la imagen de un reportaje que leí sobre ellos hace unos días en la revista "Q", en que un periodista entrevistó a The Smiths en 1983, y explicaba cómo se podían ver las diferencias de personalidad entre el cantante y el guitarrista al elegir la bebida: Morrisey se bebió un Ribena con una pajita, y en cambio Marr pidió un Smirnoff con naranja.


Esther