Páginas

EL FESTIVAL, Benicàssim 2013

Tras varios intentos de narrar mis aventuras en el FIB durante este mes, por fin me he decidido. 

Todos aquellos que habéis estado en el FIB sabréis cuán especial es este festival, cuánto calor se pasa y cuántos guiris transitan las calles de ese pueblito castellonense durante la semana de celebración. Los que no, si realmente os gusta la música, debéis ir al menos una vez en vuestra vida (aprovechad la 20ª edición, ya que hay dudas sobre su continuidad), aunque preparaos para no dormir, comer mal, sentiros sucios y quemaros. 

El primer día de festival estaba encabezado por QOTSA, la verdad que este día ,a mi parecer, era bastante flojito. Merodeamos por el concierto de QOTSA, aunque no tenía mucho afán por ellos, y tampoco me causaron sensación. Ese día tenía más interés en ver a Temples y a Everything Everything. La actuación de Temples fue muy corta, demasiado, tocaron una media hora, y que se pasó volando, cerrando con "Shelter Song" ,canción que todo el mundo a esas alturas conocía, ya que sonaba en el vídeo de presentación del festival. En cuanto a los segundos, el concierto fue genial. Simplemente conocía un par o tres de sus canciones, pero su música te hace bailar y disfrutar de tal manera, que aunque no conozcas su repertorio te dejas llevar por el ritmo electrónico de sus canciones.  

Everything Everything y su público


Beady Eye y Primal Scream lideraban el cartel de la segunda jornada, aunque mi interés ese día no se centraba en ellos , más que en ver a Liam Gallagher muriéndose de calor en una chaqueta de plastificada y con los humos subidos. Yo ese día estaba centrada en ver a Swim Deep y a Johnny Marr. 

Ese día abría en el escenario Pringles Guadalupe Plata, así que decidimos acudir al concierto para poder coger primera fila en la siguiente actuación. La verdad que Guadalupe Plata se hizo bastante pesado, y tras alargarse media hora de más el concierto, empezó Swim Deep.

Primera fila, Drew Barrymore al fondo, y los nervios a flor de piel. Abrieron el concierto con "Francisco", canción perfecta para empezar, y en un escenario ideal cerca de la playa. "Honey" sonaba, y ya podíamos empezar a brincar, al son que ellos cantaban "don't just dream in your sleep is just lazy". "Stray" era la tercera canción de su setlist, y "Make my sun shine" y "Simmer" la seguían. Minutos más tarde "The Sea" sonaba, una de sus mejores canciones personalmente, y sobretodo porque es una de las que más disfrutan. El momento en que la música se para, y sólo Austin acompaña su voz con la guitarra, y dice "I got my eyes set on you", todos enloquecemos, y a continuación él desaparece y reaparece para trastornarnos con su música.

Austin (el cantante) se dirige a nosotros y pregunta: "Guys, are you having fun?", las voces masculinas se proclaman, segundos más tarde: "Girls, are you having fun?" Era el momento que todos estábamos esperando, la cover de Cindy Lauper "Girls just wanna have fun". El publico maravillado, todos allí conocíamos la canción, no hubo asistente alguno que no se resistiera a bailar. Tras esta explosión de adrenalina, mi favorita,  "She changes the weather", no sabía si llorar o si simplemente disfrutar, así que me dejé llevar por la música y encandilar con la letra. Pero lo bueno ya acababa... Cerraban con "King City", canción que iba como anillo al dedo al festival, y que nos dejó con un buen sabor de boca, y deseando volver a verles. En cuanto acabaron, Cavan y Austin bajaron a saludar, y evidentemente que yo no desaproveché la oportunidad, y pude abrazar a Austin.

Swim Deep en el escenario Pringles


Unas horas más tarde (no recuerdo cuántas) Johnny Marr tocaba, no llegamos al concierto a tiempo, y no lo pudimos ver empezar, pero cuando nos dirigíamos al concierto sonaba "Stop me if you think that you heard this one before", como fan de The Smiths no me pude contener y me volví como loca, y canté y bailé mientras nos dirigíamos al escenario Trident Senses. El setlist del ex guitarrista de The Smiths estaba compuesto por canciones del grupo y canciones de su disco "The Messenger". Tocó "Bigmouth strikes again", del álbum "The queen is dead" de The Smiths. Canciones más tarde versionó a The Crickets con "I fought the law", y a continuación "How soon is now" (canción conocida por la serie de "Embrujadas"), el momento "i'm a human and i need to be love" liberaba a los presentes allí. Y finalmente, la canción más esperada por todo el público, y una de las mejores de la banda "There's a light that never goes out", nunca había disfrutado tanto una canción, y es que acabé rompiendo a llorar, sin razón aparente.

El tercer día lo pasamos en el escenario Maravillas, figuradamente. Empezamos viendo a Smile, un grupo vasco que transmite muy buen rollo, con canciones folk que amenizaron la espera bajo el sol abrasador. Más tarde disfrutamos de The Courteeners, nunca antes les había escuchado, pero están muy bien, y sobretodo disfruté viendo a la gente cantar y bailar, en especial a un hombre de edad avanzada, que lo estaba dando todo en el concierto. Unas horas más tarde tocaba Miles Kane, el chico mod. Sus canciones nos iban preparando para lo que venía a continuación. A los asistentes les dio por hacer pogos, y eso era un suplicio, y lo peor es que él animaba a que el público los hiciera.

Tras haber llenado el estomago nos introducimos entre el público de nuevo,  y esperamos la actuación de Arctic Monkeys. Canté durante todo el concierto, y recordé mi adolescencia de una manera muy dulce. Para mi las canciones fueron "Old yellow bricks", "505" y "Mardy Bum". Aunque "Get on your dancing shoes" y "Bet you look good on the dancefloor" también tuvieron lo suyo, y nos hicieron enloquecer a todos los allí presentes (la mayoría de los asistentes al festival). Lo mejor del concierto de los de Sheffield fue ver de nuevo a Miles Kane en el escenario para tocar con su amigo "505", una de las canciones más bonitas del grupo, y con la que nos dejaron con ganas de más.

Escenario Maravillas


Desgraciadamente, aunque por una parte con cierto deseo, por el agotamiento, el festival finalizaba. Ese día también pasamos gran parte en el escenario Maravillas. Los primeros fueron Palma Violets, estos chicos de Lambeth, se lo curran, y mucho. Pensaba que el público enloquecería más , pero me sorprendí y pudimos gozar de sus canciones sin peligro alguno. La siguiente actuación era la Jake Bugg, el joven de 19 años de Nottingham. Es impresionante en directo, es como estar en casa escuchando el disco de estudio. Tocó mayormente canciones del disco que lleva su nombre y alguna que otra nueva. Supongo que al chico le falta un poco de chispa en directo, pero su estilo folk-country no permite mucho más, aunque el británico se soltó  y dedicó alguna que otra sonrisa al público.

Y la última actuación del día, y de la decimonovena edición, la de The Killers. Según dicen fue "la actuación", a la que incluso acudió Letizia, sí, la princesa. El agotamiento entre el público era general tras 4 noches seguidas de música, pero el grupo norte-americano quiso dedicar a todos los allí presentes algunas de sus mejores canciones como "Human" y "Somebody told me", y disfrutar de los confeti y los fuegos artificiales, que, lamentablemente, cerraban el FIB 2013.

Palma Violets en el Maravillas


Jake Bugg en el Maravillas

Yo sólo deseo una larga vida al festival, y que podamos seguir disfrutando del festival muchas más ediciones. 


Esther